septiembre 12 / 2019

LA COPA ATLÉTICO NACIONAL Y ESTRENAR GUAYOS,  LA FELICIDAD DE KEVIN

Autor: Comunicaciones Atlético Nacional

El fútbol, como la vida misma, presenta situaciones y contextos de todo tipo. En las alegrías y satisfacciones, en los bajones y derrotas, debemos saber gambetear y avanzar para construir. Kevin Alexander Serna Londoño es jugador de la Fundación Caminos, que participa en la categoría Sub 17 de la Copa Atlético Nacional para la Comunidad 2019. Kevin vive en el sector Nororiental de Medellín, junto con sus padres y sus tres hermanos.

 

En la competencia ha ganado y perdido, pero Kevin sabe que esto es parte del proceso. Su mayor tristeza fue cuando se quedó sin guayos para jugar y peor aun siendo apenas el primer partido. “Fue una situación muy dura para mí porque no tenía con qué jugar. Cuando se me dañaron en la Copa, jugué con unos que me prestó mi hermano, pero me quedan un poco grandes porque no calzamos igual”, recuerda.

 

En el debut soñado, la grama sintética de la cancha Marte 1 y la intensidad propia de la competencia hicieron que se dañaran sus guayos; ese día pensó que tal vez se iba a hacer más difícil seguir jugando y entrenando.

 

“A veces voy con guayos y a veces que no. Para los partidos consigo unos prestados, pero no es lo mismo”, dice. Con lo que no contaba Kevin era con la solidaridad de unos de los patrocinadores y aliados estratégicos de la Copa Atlético Nacional 2019. Almacenes Flamingo se percató de esta historia y no dudó en poner su granito de arena para que Kevin Alexander Serna tuviera sus propios guayos, y sobre todo, hiciera lo que más le gusta sin ningún contratiempo.

 

“Cuando me dijeron que me iban a regalar unos guayos sentí mucha felicidad porque en verdad los necesitaba. Muchas gracias a Flamingo porque ahora tengo mis guayos propios”. Ahora Kevin luce y usa feliz sus guayos en todas las canchas, puesto que ve en el fútbol una buena oportunidad para aprender y compartir y agradece a quienes hacen la Copa Atlético Nacional por el espacio para poder hacer lo que más le gusta.

 

“Es un torneo muy bueno porque podemos mostrar nuestras cualidades como jugador, es una gran oportunidad”. Su mamá es profesora de un jardín infantil y su papá trabaja en seguridad privada, de ellos tiene todo el apoyo, pero en ocasiones, faltan los recursos para tener mejores herramientas a la hora de jugar al fútbol.

 

Una corta historia de generación de felicidad a través de un simple gesto de responsabilidad social y apoyo.

 

 

Encuesta

#SIEMPREVERDOLAGAS

# Votos: 0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir