julio 26 / 2019

“EL 27 DE JULIO SIEMPRE ESTARÁ EN NUESTRAS MENTES”: ALEXIS HENRÍQUEZ

Autor: Comunicaciones Atlético Nacional

La noche del 27 de julio de 2016 permanece grabada en la memoria de toda la familia Verdolaga. Esa noche en el Atanasio, Atlético Nacional lograba su segunda Copa Conmebol Libertadores al derrotar 1 a 0 a Independiente del Valle de Ecuador. Alexis Henríquez, el capitán libertador, habló con MI NACIONAL RADIO para recordar esa hazaña.

 

Superar a Huracán, Rosario Central, Sao Paulo e Independiente del Valle. Tras la fase de grupos, este fue el camino de Atlético Nacional para lograr su sueño continental. Sin embargo la historia empezó años atrás, tal y como lo recuerda Henríquez.

 

“El equipo tuvo derrotas muy duras en años anteriores, pero los directivos planearon un proyecto ideal para lograr ese objetivo. El partido más complejo fue contra Rosario Central y sabíamos que si lo ganábamos podíamos ser campeones. En Brasil el equipo fue inteligente para lograr una victoria”, dijo el capitán.

 

Aquel día Medellín, la ciudad entera, se despertó con mensajes en los puentes apoyando al equipo. Desde el mediodía los alrededores del Atanasio se llenaron de hinchas verdes esperando el pitazo del partido y viviendo la fiesta, imaginando una nueva vuelta olímpica, pero esta vez del torneo más esperado.

 

El equipo, por su parte, en su lugar de concentración, los jugadores trataban de vivir un día tranquilo. “Ese día lo viví muy tranquilo como siempre, me enfocaba en otras cosas para que no nos invadiera la ansiedad. Veíamos imágenes en las noticias y éramos conscientes de que podíamos quedar en la historia. Le queríamos dar una alegría a todos los hinchas”, recordó Alexis.

 

 

Pero al llegar al estadio, el equipo se encontró con una sorpresa que se convertiría en un aliciente para salir a la cancha. “Algo que me quedó marcado fue que cuando llegamos estaban los campeones del 89 y nos dijimos que no podíamos dejar pasar esa oportunidad para hacer historia”, contó Henríquez.

 

El final todos lo saben. Un gol de Miguel Ángel Borja le dio la victoria al Verdolaga para la celebración de toda una ciudad, de un país. Aunque el “Capi” es un hombre tranquilo, en el momento de levantar la copa los sentimientos lo invadieron.

 

“Cuando fui a levantar la copa, sentí muchas cosas, la copa me pesó más de la cuenta. Cuando salimos del estadio nos dimos cuenta de lo que habíamos logrado viendo la felicidad de la gente. La familia fue muy importante, estuvieron conmigo las personas más importantes de mi vida”.

 

Una anécdota: “En Sao Paulo el vuelo llegó tarde y no había comida, teníamos mucha hambre, nos llegamos a enojar pero luego entendimos que estábamos a tres días del partido y a un paso de la final. Fue un momento difícil, pero el equipo estaba fuerte”.

 

Encuesta

#SIEMPREVERDOLAGAS

# Votos: 0

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compartir