Inicio > LA CORONA 26

LA CORONA 26

Los hombres de la gesta en Barranquilla nos entregaron la vuelta olímpica 26 de la historia, pero además la felicidad de traerla desde la Costa Atlántica por primera vez en la historia. Aplausos significativos para quienes tuvieron una brillante actuación en el Metropolitano y pudieron allí sentenciar la identidad, la filosofía y el estilo de un equipo que fue completamente superior a su rival y que sentenció gracias al gol de Andrés Felipe Ibargüen otro laurel más para la Institución.

Los hombres de la gesta en Barranquilla nos entregaron la vuelta olímpica 26 de la historia, pero además la felicidad de traerla desde la Costa Atlántica por primera vez en la historia. Aplausos significativos para quienes tuvieron una brillante actuación en el Metropolitano y pudieron allí sentenciar la identidad, la filosofía y el estilo de un equipo que fue completamente superior a su rival y que sentenció gracias al gol de Andrés Felipe Ibargüen otro laurel más para la Institución. Con un juego notable, con la tenencia permanente de la pelota y una capacidad plausible de reducir la esperanza del rival, el verde coronó otra faena memorable de su espléndida historia. El cuadro del profesor Reinaldo Rueda Rivera consiguió una nueva corona para sus vitrinas e incrementa su motivación para terminar un año realmente mágico en el que también jugó la Final de la Copa Sudamericana y el Mundial de Clubes por haber ganado la Copa Libertadores de América.

Primero en Medellín, con ausencia de jugadores llamados a las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, el verde consiguió una victoria de 2-1 que le permitió encarar con llamativa confianza el segundo encuentro en Barranquilla. Los tantos de Ezequiel Rescaldani y Juan Pablo finalizando el primero y empezando el segundo tiempo, dieron al traste con la excelente actuación del poetero Chunga del Junior que evitó una goleada de características épicas para una final colombiana. En la vuelta en Barranquilla el verde sumó la tercera Copa Colombia de su historia y sigue acariciando el mejor año de sus 7 décadas de leyenda. El dominio, la tenencia, la posesión, el trato de pelota, la agilidad de sus delanteros, el equilibrio de sus volantes y el orden de sus defensas, sumado al estelar momento de su portero Franco Armani, hacen de Atlético Nacional no solo el mejor equipo de Colombia sino el más confiable de Sudamérica. Por eso en los torneos de nuestro país se le hace fácil ganar, y dominar a sus rivales como la noche del 17 de noviembre en que Atlético Nacional pasó por encima de su rival y consiguió la corona 26.

Sobre las nueve y media de la noche de ese 17 de noviembre, el Metropolitano era testigo de un nuevo laurel Verdolaga y su afición visitaba al nuevo campeón, que había dejado una sentencia superior con su fútbol: hay que trabajar y mucho para superar al verde de la montaña. El gol que le dio la corona a los nacionalistas, resume la presentación Verdolaga en La Arenosa: por izquierda el jugador Ibargüen verticaliza la pelota con Borja quien a su vez comienza a variar de costado con Macnelly. Ya por derecha recibe del Mago Orlando Berrío quien centra a ras de piso y en el segundo palo aparece quien inició la jugada, Ibargüen, para arremeter contra el arco del impotente Viera. De izquierda a derecha, de derecha a izquierda. Empezar en un lago y pasar por el otro para terminar en el mismo. Fútbol con conceptos. Balompié de alto vuelo.De nuevo reyes de la Copa Colombia. 113 días después de gritar campeón a nivel continental, el verde paisa lo volvía a hacer, esta vez en el plano local y enviaba un mensaje claro: el trono es suyo. 

Jugadores con conexión permanente entre ellos, defendiendo juntos la causa, sin estacionarse indefinidamente en sectores del terreno de juego donde no aporten, comprometidos con los objetivos grupales, con la palabra nosotros primero que el yo en el lenguaje cotidiano. Atlético Nacional tiene a varios de los mejores 15 jugadores de Colombia. Y lo comanda el mejor técnico del momento en el país. Por todos estos recuerdos, ese jueves fue feliz. Porque nos trajo a los abanderados verdolagas de estos últimos tiempos nuevamente a nuestras oficinas con otra copa más. Y el capitán Alexis Henríquez, cultor de esta camada, levantó otro trofeo más para su fabulosa hoja de vida. Terminaba ese jueves 17 de noviembre para todos. No para Atlético Nacional y su pueblo que ya lo instalaron en su memoria como el recuerdo de la corona traída desde Barranquilla en homenaje perpetuo al fútbol total desplegado en el Metropolitano.

 

Compartir en:

Noticias relacionadas

Nov 26 / 2022
https://www.atlnacional.com.co/triunfo-en-el-tercer-partido-amistoso-en-guarne/
Nov 26 / 2022

Triunfo en el tercer partido amistoso en Guarne

Nov 26 / 2022
https://www.atlnacional.com.co/convocatorias-futbol-formativo-2023/
Nov 26 / 2022

CONVOCATORIAS FÚTBOL FORMATIVO 2023

Nov 21 / 2022
https://www.atlnacional.com.co/lluvia-de-goles-en-las-semifinales-de-la-copa-atletico-nacional-con-la-comunidad/
Nov 21 / 2022

Lluvia de goles en las semifinales de la Copa Atlético Nacional con la Comunidad. 

Nov 16 / 2022
https://www.atlnacional.com.co/francisco-da-costa-nuevo-jugador-de-atletico-nacional/
Nov 16 / 2022

FRANCISCO DA COSTA, NUEVO JUGADOR DE ATLÉTICO NACIONAL