string 'cache-control: public, max-age=60
last-modified: Tue, 23 May 2017 02:31:53 +0000
expires: Sun, 11 Mar 1984 12:00:00 GMT
vary: Cookie
content-type: text/html; charset=utf-8' (length=171)

“VOLVÍ PARA GRITAR, CAMPEÓN”

  • “VOLVÍ PARA GRITAR, CAMPEÓN”
14 de Enero de 2016 - Comunicaciones

El Capo regresó a casa en busca de otra copa.


El futbolista Verdolaga, protagonista de seis títulos para la Institución: Súperliga 2012, Copa Colombia 2012, Liga I 2013, Copa Colombia 2013, Liga II 2013,  Liga I 2014 y 2015-II; nos habló desde la distancia y desde la integridad con la que interpreta su profesión desde hace diez años.
 
Victorias y derrotas suelen medir el éxito en el mundo del fútbol; cantidad de títulos, anotaciones o éxitos conseguidos. Las estadísticas parecen ser el único propósito de partidos que centran la atención de miles de hinchas que buscan encontrar héroes o villanos. Ser futbolista profesional no lo logra todo el mundo. Cuando el talento es evidente, se necesita moldearlo con una dosis doble de voluntad y disciplina, Alexander Mejía, es un ejemplo de seriedad, profesionalismo y amor por el trabajo.

 “Volver a Nacional significó regresar al club que amo, al respaldo de los directivos y al cariño de la hinchada. El apoyo del nuevo cuerpo técnico que me quiso en la nómina. La verdad quería venir. No hice lo que hubiera querido en México. Fui con la mentalidad de ser protagonista, de ganarme el cariño de la gente, y desafortunadamente hubo cosas que no quedaron claras. Sin embargo, estoy muy feliz y lo he manifestado un montón de veces. Volví con la intención de crecer y seguir mejorando. Regresé con las mismas ganas y el deseo de salir campeón con el verde. Hemos conformado un grupo competitivo, de futbolistas profesionales, con una nueva metodología de juego.  Sé que lo vamos a lograr. Cuando el equipo está comprometido el resto fluye”: nos expresó, el volante verde acerca de su regreso al Club y sus aspiraciones con la Institución. 

Alexander se encontraba en Armenia con sus seres queridos cuando recibió la noticia de que el Club lo requería de vuelta: “Estaba disfrutando de unos días de descanso tras haber participado de la Copa América Chile 2015. Estaba con mi familia, tenía otras opciones, pero me sedujo volver a esta gran Institución que me lo ha dado todo. Además cuento con el respaldo de mi familia, porque donde ellos se sientan cómodos y felices uno puede trabajar tranquilo”: cuenta Mejía, sobre el momento en el que se dieron las cosas para volver a casa.

Ya un poco en confianza, el jugador de Atlético Nacional, nos narró cómo ha sido el proceso con la Selección Colombia y nos expresó su opinión acerca de la participación en la Copa América Chile 2015: “Siento una felicidad inmensa al saber que estoy representando mi país. Creo que ha sido importante lo que hemos logrado. Me he ganado la confianza del cuerpo técnico, he tenido la paciencia suficiente para ganarme un puesto en la Selección. Soy afortunado de estar en casi todo el proceso del Profe Pékerman”: dice con orgullo el barranquillero y agrega: “Nos faltó creérnosla. Somos una Selección con ganas y con deseo de triunfar, de conseguir el éxito para una nación entera. Pienso que dejamos escapar muchas cosas en la Copa y nos faltaron algunos aspectos.  Sin embargo, procuro ver más cosas positivas que negativas en las diferentes situaciones que se presentan. Rápidamente hay que borrar esa hoja y construir un nuevo camino hacia lo que queremos. Estamos mentalizados en la eliminatoria y en conseguir el cupo al Mundial”. 

Alexander, siente un gran cariño por la afición nacionalista y su estadio: el Atanasio. “Es una sensación única pisar esa cancha. La gente reconoce lo que hemos hecho. Siento alegría al escuchar que la gente me quiere. Se siente fuerza, respaldo de un pueblo.  Aprovecho para agradecerles a todos por su apoyo incondicional”, expresó el jugador Verdolaga y añadió con un tono de voz cálido: “He cumplido grandes sueños, pero aún me faltan metas y objetivos por alcanzar. Trabajo a diario por mis propósitos y sé que de la mano de Dios todo es posible. Volví para gritar, campeón, una de los objetivos que tengo a corto plazo, al igual que mis compañeros y toda la Institución”.


por: Daniela Mejía Prieto

subir

SÍGUENOS